1/1

En mi proyecto personal, exploro la fotografía nocturna, pero esta vez en blanco y negro, con un aire dramático y un toque pictórico, ya qué, en la oscuridad no existe el color. Vemos sobras y luces. Solo hay sensaciones e instantes.